Hvide Sande – Vientos de prosperidad

Un pequeño pueblo de 3.000 habitantes de Dinamarca puede recaudar hasta 32 millones de euros para renovar y expandir su puerto gracias a tres aerogeneradores. La historia de este encantador pueblo no tiene desperdicio. ¿Listo/a para un nuevo océano de oportunidades para tu comunidad?

Hvide Sande

Hvide Sande es un pequeño pueblo pesquero de aproximadamente 3.000 habitantes situado en Ringkøbing-Skjern, en la Dinamarca rural. La economía de Hvide Sande se sustenta principalmente en el puerto (propiedad de la empresa municipal que lo gestiona) y en el turismo.

Las zonas rurales son las que menores ingresos per cápita tienen del país y durante años han languidecido debido al éxodo a las ciudades, donde se concentran la mayoría de los servicios, de la infraestructura y de la oferta de trabajo (especialmente para los altamente cualificados). Por tanto, la revitalización de las zonas rurales mediante nuevas o mejoradas oportunidades de negocio y la creación de empleo es indispensable para revertir el movimiento migratorio nacional y asegurar la sostenibilidad económica de las zonas rurales. La situación de esas áreas y la disparidad con respecto a las zonas urbanas se asemejan a la de otros muchos países, incluido el nuestro.

El proyecto del puerto

El aumento de las dimensiones de los barcos de pesca hizo que la renovación de las instalaciones mediante el dragado del puerto y la adaptación de los muelles fuera crucial para poder dar servicio a los nuevos barcos. Además, la expansión también pretendía abrir las puertas a la diversificación de fuentes de ingreso al posibilitar la entrada a barcos de transporte de bienes y a barcos de servicio para la industria offshore. Las mejoras en su conjunto tenían como objetivo atraer a un número superior de barcos y asegurar la rentabilidad y el futuro del puerto. Se estimó que gracias a la renovación del puerto se podrían crear 70 nuevos puestos de trabajo estables. Además, un puerto activo es una agradable atracción para los turistas.

La inversión requerida para llevar a cabo el proyecto era de 19,5 millones de euros, de los cuales 4,8 estarían financiados por el gobierno danés y 5,3, por el Fondo Europeo de Pesca. A fin de obtener un crédito que financiara el resto de la inversión, era necesario presentar un proyecto económicamente viable, lo que requería una fuente de ingreso adicional y segura. 3 aerogeneradores aportaron la solución.

El proyecto eólico

Hvide Sande, al igual que toda la costa oeste de Dinamarca, posee recursos eólicos excelentes y los aerogeneradores instalados en tierra son una inversión rentable en el país. La integración de los sistemas de electricidad, calor, gas y transporte gozan de apoyo político, lo que permitirá una economía favorable para las tecnologías que utilizan fuentes de energía intermitente como la eólica o la solar. De este modo, los aerogeneradores de tierra pueden perfectamente aportar la financiación necesaria para proyectos comunitarios.

En este contexto, un grupo local promovió el proyecto eólico que consiste de 3 aerogeneradores Vestas V112 de 3 MW, que serían instalados en la playa (propiedad del puerto). Debido a la proximidad de una las fábricas de Vestas (empresa productora de aerogeneradores), la economía de una de cada dos o tres familias en Hvide Sande depende de Vestas, ya que uno o varios miembros de la familia trabajan para Vestas o para una de las empresas subcontratadas por la compañía. Por lo tanto, la decisión era clara: los aerogeneradores tenían que ser de Vestas.

Se calculó que el arrendamiento del terreno para la instalación de los aerogeneradores generaría un ingreso anual de 0,64 millones de euros para el puerto durante un periodo de 30 años; esto es, 19,33 millones de euros en total. Pero los aerogeneradores podían contribuir mucho más que el apoyo a Vestas y el alquiler. Diferentes modelos de propiedad fueron analizados y, una vez examinada su capacidad para estimular la economía del puerto y el turismo en Hvide Sande, se decidió crear una fundación. La fundación sería la propietaria del 80% del proyecto y, siguiendo la normativa danesa, el 20% restante fue ofrecido a los residentes locales. El coste de cada participación fue de 309 euros y todas ellas fueron vendidas en un plazo de dos días. El proyecto contaba con la aprobación y simpatía de toda la comunidad y, como resultado, muchos residentes locales deseaban ser parte del mismo. Más de 400 personas se convirtieron en propietarios del 20% del proyecto eólico.

La fundación fue creada por la asociación local de turismo (Holmsland Klit Turistforening) en colaboración con la industria local, sindicatos y la empresa pública de distribución eléctrica. La asociación de turismo recaudó los 40.300 euros necesarios para crear una fundación en Dinamarca. La financiación necesaria para cubrir el 100% de la inversión correspondiente al 80% perteneciente a la fundación se obtuvo a través de dos bancos locales –Jyske Bank (50%) y Ringkøbing Lanbobank (50%)- con los aerogeneradores como único aval.

Los estatutos definieron que “la fundación tiene el objetivo de operar los tres aerogeneradores instalados en el puerto Hvide Sande North Harbour en una zona propiedad del puerto y de este modo apoyar el desarrollo del mismo y el turismo en la municipalidad de Ringkøbing-Skjern mediante la producción de energía renovable”. Una vez devuelto el crédito en su totalidad (para lo que se estima un periodo de 6 años a partir la implementación del proyecto), la fundación generará 0,67-1,34 millones de euros al año (16,11-32,22 millones de euros en 30 años) que serán empleados única y exclusivamente al objetivo establecido en los estatutos.

El proyecto fue presentado por primera vez a la compañía encargada de la operación del puerto (también propiedad de la municipalidad) en agosto de 2009. Los aerogeneradores fueron instalados en diciembre de 2011. Desde marzo de 2012, cada uno de los tres aerogeneradores ha producido de media 16 GWh al año. Finalmente, el puerto pudo obtener el crédito necesario para llevar a cabo el proyecto de renovación gracias al ingreso estable provisto por los aerogeneradores.

Los primeros resultados del proyecto de renovación del puerto ya son visibles ya que la actividad ha aumentado considerablemente gracias al incremento del número de barcos que utilizan las instalaciones. Esto ha repercutido en la creación de muchos puestos de trabajo y el aumento de turismo en el pueblo. A día de hoy todavía se prevé la creación de un mayor número de puestos de trabajo para el futuro.

La percepción de los habitantes sobre SU proyecto eólico

Debido a los buenos recursos eólicos de la costa oeste danesa, inversores privados habían intentado instalar aerogeneradores en Hvide Sande previamente. Sin embargo, esos proyectos fueron cancelados debido a las protestas locales. Por el contrario, el proyecto eólico anteriormente descrito gozó de una aprobación local plena porque era (y aún es) diferente de otros proyectos. Fue diseñado y desarrollado con el objetivo de apoyar la sostenibilidad económica, el desarrollo local y la autosuficiencia económica de Hvide Sande. Este  es el motivo por el que los tres eólicos, que pueden verse casi desde cualquier punto del pueblo, no han sido solamente aprobados por los habitantes locales, sino que han sido gratamente recibidos. El efecto NIMBY (“Not In My Backyard”, “no en nuestro vecindario”) experimentado antes se convirtió en el efecto POOL (“Please On Our Land”, “por favor, en nuestro comunidad”) y los vecinos están orgullosos de sus tres aerogeneradores.

Aunque los promotores locales nunca lo previeron, el modelo de propiedad de los aerogeneradores y el éxito del proyecto han convertido a Hvide Sande en uno de los mejores ejemplos de energía comunitaria del contexto internacional actual, llegando a ganar el premio EUROSOLAR Prize en 2012. ¿Importamos el modelo y le damos un verdadero empujón al desarrollo local? Empecemos por estas preguntas: ¿Cuáles son las principales necesidades en mi comunidad? y ¿Cómo podríamos aprovechar los recursos energéticos renovables de la zona para crear una fuente de ingresos que ayudara a satisfacer esas necesidades? Te dejo con la reflexión.

 

Autora: Leire Gorroño, Planificación y Gestión Sostenible de la Energía, Desarrollo Local y Aprobación Social